Skip to content

Depresión​

Cambios significativos en la vida de una persona pueden generar episodios depresivos. ​

La depresión es un estado de ánimo que genera un alto grado de malestar en la persona que lo padece y puede tener consecuencias en su entorno más cercano y sus relaciones más significativas. Representa un problema de adaptación del individuo o la familia a una nueva situación o demanda (mudanza, separación, emancipación de uno los hijos, problemas laborales, depresión post parto …etc.).

Altas demandas del entorno o cambios muy significativos en la vida de una persona pueden generar episodios depresivos. Estos episodios son indicadores de que está existiendo una dificultad para adaptarse a las nuevas circunstancias.  Esta dificultad se traduce en tener la sensación de no llegar a todo y poco a poco ir sintiendo de forma frecuente menor motivación e interés por las actividades del día a día, disminución de la capacidad de sentir placer en la mayoría de las actividades o sentimientos de culpabilidad o inutilidad excesiva.

¿En qué consiste el tratamiento para la depresión?

En el tratamiento para la depresión es importante tener en cuenta el modo en el que la persona entiende y narra lo que le está sucediendo. Es clave trabajar la narrativa que tiene el paciente sobre las circunstancias que le están generando ese malestar, así como las herramientas que está empleando para manejarlas y poder desarrollar nuevas y adaptativas formas de afrontamiento.

El tratamiento podrá realizarse con sesiones individuales, de pareja o familia en función de lo más adecuado para cada caso.

En el caso de considerarlo necesario se solicitará la evaluación de un psiquiatra para valorar el apoyo de un tratamiento farmacológico.

Tratamiento para la depresión

No estás solo

Vamos a encontrar las razones para recuperar tu vida.

Tratamiento para la depresión en Zaragoza

Síntomas de la depresión

- Te sientes triste o desmotivado la mayor parte del día

- Frecuentemente tienes pensamientos de inutilidad o culpabilidad

- Has perdido interés por actividades que antes realizabas

- Sensación de cansancio o fatiga la mayor parte del día

- Dificultad para conciliar el sueño o dormir varias horas seguidas

- Notas que tienes mucha dificultad para concentrarte

- Empiezas a notar que está afectando en tu relación con las personas cercanas

- Has tenido alguna idea relacionada con el suicidio

- Frecuentemente tienes pensamientos de inutilidad o culpabilidad

- Te cuesta más tomar decisiones o resolver situaciones, sientes que no puedes con todo

Preguntas frecuentes

La depresión es un estado de ánimo que llevan a la persona al aislamiento social, la falta de motivación, baja de autoestima, sensación de cansancio constante o incluso ideación suicida. A mi me gusta explicar la depresión como una señal que nos ofrece muestra de que algo de nuestro entorno no está funcionando bien y necesitamos ciertos cambios.

Las causas de la depresión pueden ser muy diversas, dependiendo del caso. En términos generales la depresión aparece ante una situación que la persona no sabe cómo afrontar, y comienza a sentirse indefensa, primando los pensamientos negativos o el enfado. Habrá que valorar las causas en casa caso, para poder afrontarlas y generar cambios en aquello que no esté funcionando en la vida de la persona.

Con todo este conocimiento la psicología nos permite una mayor comprensión del a conducta humana, pudiendo trabajar con la la persona nuevas herramientas y formas de afrontamiento para salir de un momento de bloqueo, como puede ser el padecer depresión o ansiedad.

Los síntomas de la depresión son:

  • Sensación de cansancio o fatiga, te cansas mucho antes.
  • En general estás desanimado, sientes que no pueden con todo o tienes sentimientos y pensamientos de culpabilidad.
  • Crees no poder afrontar ciertas situaciones.
  • Te cuesta tomar decisiones.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Has perdido el interés por las tareas habituales de tu día a día.
  • Notas las consecuencias en tus relaciones cercanas.

Mi recomendación es que acudas a consulta, no esperes a que estos síntomas sean pronunciados. La depresión no deja de ser una señal que nos da nuestro cuerpo de que algo no funciona bien en nuestro entorno, algo ha dejado de funcionar y necesitas un cambio.

En el tratamiento para la depresión, exploraremos qué aspectos de tu vida te están generando malestar. Colocándote a ti en el centro, trabajaremos para que puedas ir generando cambios en tu entorno que te aporten bienestar. Es importante que trabajaremos cómo te estás contando lo que está ocurriendo, lo que llamamos la narrativa, desde ahí podremos cambiar el cómo enfocas el problema.

Es cierto que hay ciertos perfiles de personalidad que tienden a tener rasgos depresivos y estos pueden ser más vulnerables a padecerla. Sin embargo, ninguno estamos 100% vacunados para la depresión. En ocasiones, esta se desencadena por una situación traumática que la persona no ha podido gestionar, por lo que todos podemos padecerla.

La paciencia y la comprensión son importantes en estos casos, no debemos caer en incapacitar a esa persona. Es importante ayudarle en lo que necesite, pero permitirle ir haciendo y devolverle la visión que tenemos de ella como una persona capaz. Este es un aspecto importante que se trabaja en la terapia de encuadre sistémico, ya que en la medida de lo posible y si es necesario, se añade a la familia.

Contacta conmigo

  • Tienes a tu disposición la mejor pscióloga terapueta adaptada a ti.