Skip to content

Adolescencia​

La adolescencia es una etapa de mucho cambio a nivel de personalidad​

La adolescencia es una etapa de mucho cambio a nivel de personalidad, fisiológico y de comportamiento a nivel social y familiar. En ocasiones para los padres resulta complicado tratar y comprender los cambios de los adolescentes.

¿Por qué acudir a un psicólogo en la adolescencia?

Cambios de conducta

En esta etapa de cambio constante es frecuente detectar en el adolescente cambios de conducta o problemas de adaptación. Acudir a terapia va a ayudar tanto al adolescente como a los padres. Por un lado, es importante que como padres podáis comprender por el momento evolutivo por el que está pasando vuestro hijo o hija, qué cambios conlleva y cómo pueden repercutir en su día a día y en la convivencia familiar. Alcanzar este nivel de conciencia os ayudará como padres a gestionar mejor esta etapa, además de poder trabajar herramientas de gestión emocional, negociación y comunicación para construir una relación sana con vuestro hijo/a.

Potenciar la autoestima

Además, al adolescente se le puede acompañar en el momento que está viviendo. Muchas veces ni ellos mismos son conscientes de lo que implica la etapa por la que están pasando, normalizar y explicar los cambios que están sintiendo ya puede ser una ayuda. Se trabajarán con él estrategias para mejorar la autoestima, la seguridad en si mismo y desarrollar su identidad.

Psicóloga de adolescentes

Principales problemas por los que acudir a un psicólogo de adolescentes

- Problemas de conducta

- Baja expresión emocional

- Es complicada la comunicación entre padres e hijo

- Consumo de drogas o alcohol

- Baja autoestima

- Fobia social

- Excesiva timidez

- Baja autoestima

- Bajo rendimiento escolar

- Problemas con la alimentación

- Falta de motivación

Ayúdale a dar el paso

Juntos entenderemos mejor sus comportamientos y haremos frente a los retos que le ayuden a superar la situación difícil que atraviesa.

¿Cómo será la terapia con adolescentes?

Se deberá valorar cada caso para encontrar el encuadre más apropiado. Por lo general es importante poder trabajar tanto con el adolescente como con sus padres, parar ir generando cambios.

Terapia con adolescentes

Preguntas frecuentes

En la terapia con adolescentes es fundamental que ellos sientan que la terapia es su espacio donde se valora el esfuerzo que hacen por venir y existe una relación de confidencialidad con la psicóloga. Por otro lado, es importante trabajar con los padres para que comprendan la etapa por la que está pasado su hijo y poder readaptar límites, normas y formas de comunicación para favorecer su crecimiento y autonomía, propias de esta etapa.

La adolescencia es una etapa de estallido en el que ni el adolescente ni los padres son conscientes de lo que supone esta etapa y los cambios que conlleva. Por ello, uno de los principales beneficios es que los padres, siendo conscientes de la etapa vital que atraviesan sus hijos, puedan reajustar normas, cambiar modo de comunicación.. etc., todo para comprenderse mejor con un adolescente. Por otro lado, con el adolescente se trabaja en el desarrollo de su identidad, su autoestima, herramientas de gestión emocional y resolución de conflictos.

Con todo este conocimiento la psicología nos permite una mayor comprensión del a conducta humana, pudiendo trabajar con la la persona nuevas herramientas y formas de afrontamiento para salir de un momento de bloqueo, como puede ser el padecer depresión o ansiedad.

Durante la terapia y dependiendo del caso, habrá tanto sesiones individuales con el adolescente, como con los padres y familiares. La asistencia de los padres es importante, pues la terapia será más rica en la medida en la que se puedan generar cambios en el día a día en casa, y éstos pasan tanto por el adolescente como por los padres.

Mi recomendación es que comiences a venir tú. Juntos abordaremos el caso y comenzaremos a gestionar y realizar ciertos cambios en la dinámica familiar que logren que tu hijo acabe acudiendo a terapia. Mi experiencia profesional muestra que esto es efectivo.

Desde el enfoque que trabajo, soy reticente a patologizar la conducta del adolescente sin haber hecho un estudio exhaustivo antes. Los problemas con lo que nos vamos a encontrar en terapia no suelen ser trastornos sino conductas propias de esta etapa que acaban generando problemas a nivel individual y familiar como:

  • Dificultades de comunicación entre padres e hijo o hija.
  • Absentismo escolar.
  • Dificultades para mantener rutinas, tanto de estudio como de sueño.
  • Reacciones agresivas.
  • Cambios de humor bruscos.
  • Problemas con la alimentación.
  • Uso excesivo de las redes sociales y tecnología.

En términos generales los tratamientos comienzan con una frecuencia semanal y conforme se van generando mejoras y se considera adecuado, se van distanciando. De todas formas, cada caso será valorado de forma individual y buscando la mejor opción.

El fracaso escolar en muchas ocasiones viene generado por circunstancias que nada tienen que ver con lo escolar y que están dificultando que el chico o chica se concentre. Por ello, en terapia exploraremos los motivos que están generando este problema y trabajaremos sobre ello. En el caso de detectar que se trata de algo más relacionado con un problema de desarrollo cognitivo o dificultades de aprendizaje, os acompañaré en el proceso de derivación, buscando al profesional más adecuado.

Contacta conmigo

  • Tienes a tu disposición la mejor pscióloga terapueta adaptada a ti y tendrás una primera sesión gratuita.