Skip to content

Alcoholismo​

Cuando el alcohol se convierte en una vía de escape ante tus problemas

El alcoholismo o la dependencia al alcohol es una enfermedad que afecta a todas las áreas de la persona: biológica, psicológica, laboral y social. 

El consumo del alcohol comienza teniendo consecuencias adaptativas para el paciente, es decir, le ayuda a funcionar mejor en alguno de sus entornos (rendir más en el trabajo, relajarse en un ambiente de discusión en casa..etc.) . Si este consumo se mantiene, comienza a afectar al resto de ámbitos de la vida de la persona.

El ámbito familiar es el que más afectado se ve por la adicción al alcohol, la familia comienza a organizarse en torno a este consumo (deben resolver los problemas en los que se mete la persona que consume, asumen sus responsabilidades cuándo éste no puede, cuidarle tras los episodios de excesivo consumo…etc.). Todo esto general un desequilibrio en todas las relaciones familiares y genera mucho sufrimiento a todos sus miembros.

Alcoholismo en Zaragoza

¿Cómo saber si tengo una adicción al alcohol? Síntomas del alcoholismo.

- El alcohol se convierte en una vía de escape ante tus problemas, dificultades o discusiones.

- El alcohol te sirve para relajarte

- El consumo de alcohol está generando problemas en tus relaciones cercanas

- Mientes acerca del consumo de alcohol

- La cantidad consumida de alcohol es cada vez mayor

- Comienzas a justificar sobre tus consumos

- No recuerdas lo que hiciste cuando bebiste

- Tus familiares te cuentan o recriminan lo que hiciste cuando habías bebido y lo niegas

- No puedes estar mucho tiempo sin consumir: sufres temblores, insomnio o ansiedad

- El alcohol comienza a organizar la vida familiar

Mi familiar consume y no quiere ir a terapia ¿Qué hago?

La no conciencia de enfermedad es habitual en la adicción al alcohol. Si has detectado que un familiar presenta los síntomas de alcoholismo, pero no quiere ir a terapia, te recomiendo que acudas tú acompañado de otros familiares si es posible.

Comenzaremos a trabajar para daros pautas adecuadas para vuestro caso, que comiencen a generar cambios en vuestra relación con el afectado y con como gestionar su consumo.

La experiencia ha demostrado que estos cambios en el entono familiar acaban trayendo al paciente a terapia para, a partir de ese momento poder iniciar un tratamiento conjunto.

¿Cómo es el tratamiento de la adicción al alcohol?

Tratamiento del alcoholismo

En la terapia para el alcoholismo es fundamental en la mayoría de los casos poder contar con el apoyo de personas significativas para el paciente.

En primer lugar se debe valorar cada caso concreto, conocer el consumo y el nivel de deterioro en todas las áreas (deterioro físico -cognitivo, de las relaciones sociales, ámbito laboral.. ). Tras valorar la gravedad se propondrá el método de desintoxicación más apropiado para cada caso.

A continuación, se comenzará el tratamiento de dependencia de alcohol, combinando sesiones individuales y familiares, en el caso de ser posible.

Durante el tratamiento se explorarán las causas del alcoholismo, enfocando el trabajo en el desarrollo de nuevas estrategias de autocuidado, prevención de recaídas y mejora de las relaciones familiares y laborales.

Adicción al alcohol

Ha llegado el momento de buscar ayuda

Si tu mismo o un familiar tenéis problemas por el alcohol, contacta conmigo para informarte de cómo ayudar.

Preguntas frecuentes

El alcohol deprime el sistema nervioso central. En un primer momento, tras haber bebido, suele producirse una sensación de desinhibición, euforia y relajación; genera la sensación de que relacionarse es más fácil. Después, se producen cambios de humor muy pronunciados, dificultad para hablar, para asociar ideas, descoordinación motora y falta de equilibrio.

Esta adicción tiene un componente físico y otro psicológico. La persona comienza consumiendo y experimenta los beneficios que le genera (en cada caso será uno; le ayuda a afrontar alguna situación complicada que le está generando dificultad, le permite relacionarse mejor… etc.). Por ello, continúa consumiendo y se va generando tolerancia física a la sustancia, esto es la necesidad de cada vez consumir mayor cantidad para lograr el efecto deseado. Esto continúa hasta generar un deseo compulsivo, la sustancia pasa a necesitarse constantemente, tanto a nivel físico como a nivel social. Se trata de una enfermedad crónica y progresiva.

Es progresivamente más dependiente. El consumo de alcohol es cada vez mayor y se necesita para algo (sobrellevar una situación, enfrentarte a un problema… ), el adicto miente acerca de cuánto y cómo consume, no recuerda bien todo lo que hizo o dijo cuando había consumido. El consumo comienza a generar problemas con personas cercanas y con el entorno laboral.

El alcoholismo es una adicción al alcohol y se trata de una enfermedad. El Consejo Nacional para las Adicciones (2005) la define como una enfermedad crónica, progresiva y mortal que presenta deseo insaciable por el consumo de alcohol, pérdida de control, dependencia física y tolerancia por la sustancia. 

El modo más eficaz de dejar el consumo del alcohol es realizar un proceso terapéutico, teniéndolo que acompañar de proceso de desintoxicación o tratamiento farmacológico en algunos casos. Dependerá del estadio en el que se encuentre la adicción y los niveles de consumo que existan.

He tenido la suerte de formarme en un centro especializado en el tratamiento de las adicciones desde el enfoque sistémico, y he podido ver en primera persona su eficacia. Por ello, es en el que creo y confío como profesional. 

Se trata de una enfermedad que afecta a nivel biológico, psicológico y social, provocando en ciertos casos muchos problemas a nivel familiar y laboral. Teniendo en cuenta que afecta a tantas áreas de la persona, me parece imprescindible entender y tratar la adicción desde un enfoque amplio, capaz de trabajar en todas ellas.  

El consumo de alcohol durante el embarazo, a través de la sangre y el cordón umbilical llega hasta el bebé, teniendo efectos negativos y graves en su desarrollo.

Contacta conmigo

  • Tienes a tu disposición la mejor pscióloga terapueta adaptada a ti.