Skip to content

Terapia sistémica: qué es y en qué se basa

¿Alguna vez te has preguntado qué es la terapia sistémica? Este enfoque terapéutico se basa en el enfoque sistémico, el cual me enseñó a ponerme unas gafas de mirada amable, amplia y que no juzgan. Este enfoque permite comprender y contextualizar a la persona en sus diferentes entornos, su historia y circunstancias particulares. No podríamos conocer realmente el Sol, sino lo colocamos en el sistema solar.

¿Qué es la terapia familiar sistémica?

La terapia sistémica entiende los problemas, o los síntomas, desde el marco contextual de la persona. Para este enfoque el núcleo familiar, y los subsistemas que lo componen, es importante, e indudablemente saber de donde viene una persona y en qué valores y creencias se ha educado es fundamental para comprender a la persona. Sin embargo, no es el único núcleo de relaciones que interesa al realizar este tipo de terapia. Se tendrán en cuenta todas aquellas relaciones que son significativas para la persona, y de que algún modo le afectan.  Permite a la persona encontrar y aprender  un modo de relacionarse con sí mismo y con los demás que le genere un mayor bienestar.
Características de la terapia sistémica

Terapia sistémica: Características

La realidad se construye y ésta no es lineal sino circular

Cada sistema (familia, grupo de amigos) crea su realidad a partir de la experiencia. Cada familia o grupo de amigos se construye y existe en base a la interpretación que hace del mundo.

Esto quiere decir que la realidad no es algo que simplemente exista de un modo. Tampoco un solo factor puede explicar una situación. Estamos acostumbrados a pensar de forma lineal, (si se ha comportado así conmigo es porque es mala persona) y esto no ayuda en absoluto a la hora de relacionarnos con los demás.

La comunicación, crea realidad

¿Te habías parado a pensar alguna vez la importancia que tiene la comunicación en el funcionamiento de las relaciones? Desde la terapia sistémica se hace mucho trabajo sobre este elemento, ya que la forma en la que nos comunicamos es el modo en que nos relacionamos. En Ia terapia sistémica trabajamos para lograr tener una comunicación consciente.

El orden llegará gracias al caos

Las familias se ven expuestas a muchos y diferentes cambios a lo largo de su historia. Un nacimiento, un fallecimiento, mudanzas, separaciones… etc., todas estas circunstancias “agitan” a la familia y producen grandes cambios en su comportamiento y en la forma de relacionarse de todos los miembros del sistema familiar.

El trabajo desde la terapia sistémica familiar consiste en ayudar a la familia a encontrar otro modo de funcionar a partir de este caos y que se adapte a la nueva situación, logrando así mejorar las relaciones familiares.

¿Por qué una terapia sistémica?

 Desde mi punto de vista profesional, realizar una terapia con este enfoque, es realizar una terapia completa. Tal y como esta corriente plantea, hay que tener una visión amplia y no enfocarse solo en un aspecto. Por ello, trabajar desde la perspectiva de esta escuela no impide que otras técnicas terapéuticas sean parte de la terapia. Estaríamos limitando el trabajo.

 La parte que me parece más importante es que con esta corriente no nos centramos solo en el síntoma o problema que te trae a consulta.  Como es evidente, trabajaremos sobre ello y aprenderemos recursos para gestionarlo. Sin embargo, si solo nos centramos en “eliminarlo”, estamos viendo la punta del iceberg y nos estamos olvidando de lo que lo está sosteniendo. Es decir, el “para qué” de ese síntoma.

Un trabajo centrado en la problemática probablemente haga que ésta en concreto desaparezca, pero la parte inferior de ese iceberg continua y puede ser cuestión de tiempo que la punta vuelva a asomar.

¿Qué aspectos trabajaré en una terapia sistémica?

A comunicarte mejor y de forma más consciente

Es importante ser consciente del uso que se hace del lenguaje y de si solemos tener una tendencia a la hora de comunicarnos que lleva a generar dinámicas perjudiciales para nuestras relaciones. Escribí un post sobre comunicación familiar, puedes aprender más sobre este tema y descubrir algunas técnicas para mejorar tu comunicación.

Tus emociones son tuyas, eres responsable de gestionarlas

Es frecuente ver como cuando una persona no tiene las herramientas necesarias para gestionar sus emociones, busca en el otro, bien una pareja, un amigo o un familiar cercano, que sea éste el que “se haga cargo”.

Suele ocurrir mucho en el ámbito de la pareja y lleva a conflictos. Esto sucede cuando la emoción te desborda, no puedes identificarla, validarla ni gestionarla y de manera inconsciente buscas que sea tu pareja quien se haga cargo y consiga acabar con esa emocionalidad. ¿Qué suele suceder? Él o ella no puede hacerse cargo de esta emoción y mucho menos gestionarla por ti, esto lleva a que a esa emoción se le sume la frustración por ver que tu pareja tampoco puede hacerse cargo.

Terapia sistémica familiar

Aprender a aceptarte a ti y a tus relaciones más cercanas

No aceptarte a ti mismo o a las personas que te rodean, genera mucha frustración y genera conflictos con más frecuencia. Un trabajo importante que realizamos en consulta es el de ser capaces de aceptar y agradecer todo aquello que por ejemplo, tus padres han hecho por ti, al tiempo que aceptas que como todos, tienen sus limitaciones, y esto no los hace peores. Aceptar la relación y a las personas que nos rodean, nos hace más libres y nos permite relacionarnos mejor.

Comprender, integrar y aceptar tu historia

Este es un pilar fundamental del trabajo en terapia sistémica. Tiene que ver con la culpa que muchas veces nos acompaña por juzgar nuestra propia historia y creer que deberíamos haber actuado de otro modo. En terapia sistémica, trabajamos para comprender y aceptar, en el caso de ser necesario, aspectos que te han generado sufrimiento y culpa a lo largo de tu vida.

 Sin duda este tipo de tratamiento puede ayudarte a resolver problemáticas de diverso tipo y no tiene que realizarse únicamente en familia, puede trabajarse también de forma individual. Si tienes alguna duda sobre si este tipo de terapia puede ayudarte con tu problemática, no dudes en ponerte en contacto conmigo, estaré encantada de acompañarte en este proceso.

Otros artículos que también te pueden interesar