Skip to content

Descubre cómo perdonar una infidelidad

“Perdonar no es olvidar, es recordar sin rencor”

¿Se puede perdonar una infidelidad?

Perdonar una infidelidad es un reto difícil porque cuando se produce se daña lo más preciado de la relación, la confianza, un hecho que pone en riesgo la continuidad de la pareja.

La infidelidad es un tema muy amplio, y no podemos generalizar. Cada pareja es un pequeño mundo y quienes la componen son los que mejor la conocen.

A la pregunta ¿es posible perdonar una infidelidad? La respuesta es: sí, se puede perdonar y al final del post encontrarás 10 claves útiles para hacerlo. Aunque perdonar no es lo mismo que olvidar.

10 consejos para superar la infedilidad

Entendiendo vuestra relación

Desde la terapia sistémica, la infidelidad en la pareja es entendida como un síntoma de que algo no funciona en la relación de pareja y en consecuencia necesita un cambio para poder continuar.

Además, el concepto de infidelidad no es igual para todo el mundo. Cada pareja tiene sus propios límites y acuerdos sobre lo que está permitido en la relación y lo que no. Incluso dentro de la pareja, depende del punto de vista de cada uno, por ello es importante que la pareja negocie, acuerde y defina estos límites.

Culturalmente, entendemos que una infidelidad implica tener una relación sexual, sin embargo, no es el único tipo de infidelidad que existe. Para muchas personas un engaño puede consistir en un acercamiento emocional prolongado en el tiempo.

Tipos de infidelidades ¿Cuál perdonar y cuál no?

Entender el tipo de infidelidad es clave para tomar una decisión consciente sobre cuándo es positivo perdonar lo ocurrido y cuándo no. Estas son las formas de infidelidad más comunes:

  • Aislada: se trata de una aventura puntual, que por lo general sólo implica haber tenido contacto sexual y sin haber existido planificación. Una infidelidad sexual es probable que no se vuelva a repetir si ha ocurrido de forma aislada.
  • Habitual: se relaciona con la acción de conquista que tiene quien las comete. Por lo general suelen ser diferentes aventuras, de carácter sexual y pueden ser seguidas o cada cierto tiempo.
  • Estructural: esta infidelidad se ve en parejas muy dañadas, en las que el engaño se ha convertido en uno más en la relación.
  • Afectiva: las infidelidades afectivas son infidelidades emocionales que perduran en el tiempo y en las que el objetivo no es tanto el tener una aventura sexual, sino el sentirse querido o enamorado. La persona infiel busca las sensaciones típicas de las primeras fases de enamoramiento.
  • Emocional: El infiel emocional establece una relación de intimidad con un tercero que va más allá de la amistad. En este tipo de infidelidades es común que no exista contacto físico debido a que el miembro de la pareja que es infiel lo hace buscando sentimientos como la aceptación o la comprensión. En este tipo de casos, la persona infiel empieza a sentir sentimientos románticos hacia esta tercera persona y puede derivar en una infidelidad afectiva.

Cómo perdonar una infidelidad emocional

Una infidelidad emocional supone una crisis de pareja muy fuerte, y desde que se inicia genera muchas emociones en ambos miembros de la relación que inevitablemente van a afectar a la dinámica de la pareja desde el primer momento. 

Pero, ¿cómo perdonar y olvidar una infidelidad de este tipo? Superar una infidelidad emocional es una tarea complicada. En muchos casos ambos miembros consideran que no se puede continuar con la relación ante este tipo de traición emocional, que afecta a lo más profundo de la relación.

Sin embargo, es posible superarla, aunque será necesario un nivel alto de compromiso, mejorar vuestra comunicación y evitar tanto culpabilizar al infiel, como en caso de ser la persona infiel, machacarte con lo sucedido. Es importante así mismo que, ante dinámicas negativas de pareja, tratéis de revertir la situación en lugar de buscar vías de escape.
quiero perdonar una infidelidad

Quiero perdonar una infidelidad pero no puedo ¿qué hago?

Escribir puede resultar muy terapéutico. Te propongo que hagas el ejercicio de escribir diferentes cartas. Cuando te sientas preparado siéntate y escribe sin filtros todo lo que te gustaría decirle a tu pareja. 

No te cortes, esta carta es para ti. Haz esto de forma continuada, expresando tanto como necesites.

El objetivo es que escribas una carta que puedas y quieras entregar a tu pareja, expresando cómo te sientes y que necesitas. Todas las cartas que escribas antes de la que finalmente entregues, tendrán la función de descargar emoción, y te ayudarán a ser más consciente de la situación.

Tras haber podido descargar la emoción, podrás pensar con mayor claridad si decides perdonar a tu pareja. Recuerda que tu objetivo no es olvidar, esto es imposible y solo lograras frustrarte. Perdonar significa aceptar lo que ocurrió y construir a partir de aquí, instaurar nuevas bases y cuidar la relación.

10 consejos para perdonar una infidelidad y continuar la relación

  1. Perdonar debe ser una decisión consciente y libre.
  2. Si perdonamos, la infidelidad no puede convertirse en un arma constante.
  3. Tampoco puede usarse la infidelidad como elemento de poder en la relación “Como me fuiste infiel…”
  4. Acepta que no vas a poder controlar todo lo que nuestra pareja hace. Esto tampoco sería sano.
  5. Expón los cambios que necesitas para poder ir poco a poco recuperando la confianza en la relación
  6. Tomar un tiempo de reflexión en pareja. Es importante evaluar que aspectos de la relación estaban deteriorados y necesitan ser reforzados en esta nueva etapa.
  7. Afrontar esta etapa como una construcción en pareja, acudir a terapia de pareja os ayudará a no enfocarlo desde el conflicto sino desde la construcción.
  8. Plantea una conversación con tu pareja en la que preguntes todo aquello que necesites saber. No te quedes con preguntas sobre la infidelidad que te vayan a estar rondando permanentemente.
  9. La infidelidad tiene que ver con vuestra relación, no directamente contigo o con cómo eres.
  10. Plantea con tu pareja un tipo de comunicación que invite a hablar de vuestros problemas no desde el reproche o la culpa.

Otros artículos que también te pueden interesar