Skip to content

Adicción al alcohol: ¿por qué sucede y cómo evitarla?

En nuestra sociedad las bebidas alcohólicas cuentan con una gran aceptación social y su presencia está muy generalizada en todo tipo de eventos. De hecho, es la droga más consumida en nuestro entorno social, de la que más se abusa y la que más problemas sociales y sanitarios causa como accidentes de tráfico, laborales, problemas de salud, etc.

Para entender por qué se produce la adicción al alcohol es necesario primero que entendamos qué es el alcoholismo. El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva que se produce por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, interfiriendo en la salud física, mental, social de la persona

El trastorno por consumo de alcohol, también denominado alcoholismo, se caracteriza por ser un patrón de consumo de alcohol donde se producen problemas para controlar el consumo y se produce la necesidad de tener que beber más para lograr un efecto placentero. Produciéndose síntomas de abstinencia cuando se disminuye o se suspende el consumo, como cualquier tipo de consumo de droga.

El consumo de alcohol está tan estandarizado en nuestra sociedad y entorno social que es difícil detectar las primeras señales de adicción al alcohol y los síntomas del alcoholismo.

¿Cuáles son los síntomas del alcoholismo?

Hay que tener en cuenta que existen diferentes niveles de trastorno por consumo de alcohol, ya que puede ser leve, moderado o grave, según la cantidad de síntomas que se presenten, pero entre los síntomas del alcoholismo podemos encontrar los siguientes:

  • Incapacidad para limitar la cantidad de alcohol que se consume
  • Deseo fuerte o necesidad de beber alcohol
  • Beber más rápidamente que el resto
  • Contar con una bebida siempre en la mano en cualquier contexto social
  • Consumo continuado y diario de alcohol incluso sabiendo que esto causa problemas físicos, sociales y personales.
  • Abandono o reducción de las actividades sociales, laborales o hobbies.
  • Desarrollo de tolerancia al alcohol, lo que produce que se necesite de mayor cantidad para sentir su efecto.
  • Presencia de síntomas de abstinencia como sudoración, náuseas, temblores cuando se ha reducido o intentando abandonar su consumo.

¿Por qué se produce la adicción al alcohol?

No hay una causa definida de la adicción al alcohol, pero si existen factores de riesgo que pueden jugar un papel muy importante en su desarrollo. De hecho, es considerado como un trastorno biopsicosocial en el que podemos encontrar posibles causas biológicas, psicológicas o sociales:

  • Biológicas: Es más probable que se produzca este trastorno en personas que cuenten con algún familiar con antecedentes alcohólicos debido a que puede encontrarse algún tipo de anomalía genética o bioquímica.
  • Psicológicas: Es más probable que este trastorno se produzca en personas con problemas de ansiedad, baja autoestima, timidez o conflictos en las relaciones personales, entre otros.
  • Sociales: Vivir situaciones sociales, estilos de vida estresantes o en un entorno de consumo donde el alcohol sea visto de una forma natural y rutinaria puede facilitar y aumentar la cantidad de alcohol consumida.

¿Se puede prevenir el alcoholismo?

La prevención de esta enfermedad debe comenzar desde la adolescencia. La familia juega un papel fundamental en la educación del adolescente frente al consumo de alcohol ya que debe informar al adolescente de las consecuencias físicas, personales y mentales que tiene el alcohol.

La actitud de la familia ante este caso es clave debido a que no sólo debe prohibir que el adolescente consuma alcohol antes de los 18 años, sino también deberá no consumir alcohol con frecuencia delante suyo, de esta forma no lo verá como algo normal.

¿Cuáles son los síntomas del alcoholismo?

Debemos tener en cuenta que la adicción al alcohol no es sólo perjudicial a nivel de salud de la persona que lo consume, ya que se producen diferentes consecuencias como envejecimiento prematuro, hipertensión, alteraciones inmunológicas, aumento del colesterol LDL, alteraciones de las funciones generales del hígado, impotencia, entre muchas otras.

Sino también encontramos consecuencias a nivel laboral (conflictos con compañeros, absentismo laboral, despidos…), a nivel familiar (empeoramiento de las relaciones familiares, maltratos psicológicos y físicos…) y a nivel personal (generación de sentimientos de frustración e impotencia, depresión, cambios del estado de ánimo, aislamiento social, violencia, etc.)

En la terapia para el alcoholismo es fundamental en la mayoría de los casos poder contar con el apoyo de personas significativas para el paciente.

En primer lugar, se debe valorar cada caso concreto, conocer el consumo y el nivel de deterioro en todas las áreas (deterioro físico -cognitivo, de las relaciones sociales, ámbito laboral…). Tras valorar la gravedad se propondrá el método de desintoxicación más apropiado para cada caso.

 

Durante el tratamiento se explorarán las causas del alcoholismo, enfocando el trabajo en el desarrollo de nuevas estrategias de autocuidado, prevención de recaídas y mejora de las relaciones familiares y laborales.

Otros artículos que también te pueden interesar

Soy Cristina Rocafort, tu psicóloga en Zaragoza

LA AYUDA PSICOLÓGICA QUE BUSCAS EN ZARAGOZA

La terapia es un buen recurso para todo el mundo, nadie es perfecto ni invencible. Quiero que tengas la libertad de dirigir tu vida, que recuperes tu tranquilidad interior para que vivas sin miedo al futuro y con energía para superar los problemas. Mi punto de vista como terapeuta te ayudará a ganar confianza y respeto para enriquecer el tuyo.

Ha llegado el momento de que hablemos y me cuentes qué ocupa tus pensamientos

Responsable: CRISTINA ROCAFORT CIRAC. Finalidad: Responder las consultas planteadas por el usuario y enviarle la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del usuario. Destinatarios: Solo se realizan cesiones si existe una obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de Privacidad.