Skip to content

Miedo a salir de casa. Qué es y cómo superar la agorafobia

En los últimos días, y después de todo lo que hemos pasado derivado de la pandemia y del confinamiento que vivimos, hay muchas personas que sufrieron y siguen sufriendo ansiedad a la hora de salir a la calle.

Debido al miedo al contagio de Covid-19, muchas personas sienten que el exterior es una amenaza y que salir de casa les da miedo y ansiedad. Muchas de estas personas es posible que hayan generado ataques de pánico y ansiedad a raíz de lo vivido en 2020 pero, son muchas otras personas que sufren agorafobia y queremos explicarte qué es y como superarla en nuestro post.

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia puede definirse como el miedo, la necesidad de evitar lugares públicos o de estar fuera de casa que sufre una persona. La persona que sufre agorafobia va a evitar las situaciones que desencadenan el miedo donde pueda ser difícil escapar o en las que pedir ayuda puede ser difícil o embarazoso debido a la intensa ansiedad que le provoca incluso pensar en ellas.

Esta ansiedad incluso va acompañada de la sensación subjetiva de que algo terrible va a pasar. Las personas con agorafobia creen de antemano que escapar de estas situaciones (estar entre la multitud en un concierto, viajar en tren, encontrarse en un espacio cerrado, etc.) les va a resultar difícil o imposible. Estos pensamientos hacen que se puedan llegar a sufrir crisis de pánico esperadas al exponerse a las situaciones temidas.

Las crisis de pánico son momentos de ansiedad extrema en la que aparecen síntomas como palpitaciones, sudoración, sensación de falta de aire, molestias intestinales, presión en el pecho, temblores, náuseas, mareos, incluso, miedo a perder el control o a morir.

¿Cuáles son los tipos de agorafobia que existen?

Son diferentes las situaciones que pueden desencadenar una crisis de ansiedad en las personas que sufren agorafobia, existiendo diferentes tipos de agorafobia como:

  • Miedo a los espacios abiertos: puede ocurrir en grandes espacios abiertos como recintos deportivos, amplias plazas, avenidas, calles, etc.
  • Miedo a las multitudes: miedo en lugares muy concurridos, siendo espacios abiertos grandes o espacios grandes cerrados.
  • Miedo a los espacios cerrados: ocurre en lugares como tiendas, cines, teatros, conciertos. Normalmente lugares concurridos con mucha gente.
  • Miedo al lugar de trabajo: lugares concurridos con mucha gente que suele darse esta sensación en personas que han estado un largo tiempo de baja o con problemas de ansiedad.
  • Miedo a salir solo fuera de casa: Necesidad de salir de casa acompañado por una persona de confianza, ya que la persona se siente inseguro al estar solo.
  • Miedo al uso de medios de transporte: La ansiedad se produce en todo tipo de medios de transporte como el metro, el tren (sobre todo cuando las estaciones y el recorrido es bajo tierra). Incluso se puede producir en transportes en el que el recorrido dura muchas horas y no se puede salir del mismo como el avión o el barco.

 

Las personas con agorafobia tienen miedo al miedo. Miedo a aquellas situaciones en las que pueden tener sensaciones de ansiedad o ataques de pánico. Es una expectativa o anticipación de que les ocurrirá un ataque o una fuerte ansiedad en esa situación.

¿Cuáles son las causas de la agorafobia?

Existen diferentes causas como la genética, el carácter de la persona, el estrés o las experiencias en el aprendizaje que se conviertan en factores que influyan para que se manifieste cualquier tipo de agorafobia.

La agorafobia suele comenzar en la niñez, manifestándose a finales de la adolescencia y comienzos de la adultez. Siendo por regla general antes de los 35 años, aunque también pueden padecerla adultos mayores.

Existen algunos factores de riesgo que pueden ser causantes de la agorafobia como:

  • Tener un trastorno de pánico u otras fobias
  • Responder a ataques de pánico con miedo excesivo o evasión
  • Tener un carácter nervioso o ansioso
  • Haber atravesado sucesos estresantes en la vida como la muerte de un familiar cercano, haber sufrido un ataque o maltrato.
  • Tener un familiar consanguíneo con agorafobia

¿Cómo superar la agorafobia?

Si comienzas a tener miedo de ir a lugares que no son seguros para ti, intenta practicar de ir a esos lugares una y otra vez antes de que el miedo se vuelva abrumador. Si es demasiado difícil hacerlo solo, pídele a un familiar, un amigo cercano o a una persona de confianza que vaya contigo.

Si sientes ansiedad cuando vas a algún lugar o tienes ataques de pánico, debes pedir ayuda profesional. Conseguir ayuda inmediata te puede ayudar a evitar que los síntomas empeoren.

El psicólogo experto en el tratamiento de este trastorno que provoca ansiedad y crisis de pánico te ayudará con una terapia específica para ti a:

  • Salir progresivamente y enfrentarte a esas situaciones que te provocan ansiedad
  • Retomar el contacto social
  • Expresar tus emociones

Es importante también poder evaluar si la persona está pasando por un momento vital estresante que genera que el se agrave cierta sintomatología, como la ansiedad. En estos casos, además de ir trabajando el síntoma e tenemos que trabajar en otras áreas de la persona, para reducir los niveles de activación.

Otros artículos que también te pueden interesar

Soy Cristina Rocafort, tu psicóloga en Zaragoza

LA AYUDA PSICOLÓGICA QUE BUSCAS EN ZARAGOZA

La terapia es un buen recurso para todo el mundo, nadie es perfecto ni invencible. Quiero que tengas la libertad de dirigir tu vida, que recuperes tu tranquilidad interior para que vivas sin miedo al futuro y con energía para superar los problemas. Mi punto de vista como terapeuta te ayudará a ganar confianza y respeto para enriquecer el tuyo.

Ha llegado el momento de que hablemos y me cuentes qué ocupa tus pensamientos

Responsable: CRISTINA ROCAFORT CIRAC. Finalidad: Responder las consultas planteadas por el usuario y enviarle la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del usuario. Destinatarios: Solo se realizan cesiones si existe una obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de Privacidad.