Skip to content

Emociones y sentimientos, ¿hablamos de lo mismo?

Vivimos en una época complicada, en la que en un mismo día podemos navegar por diferentes estados emocionales. Ahora más importante que nunca es cuidar de nuestra salud mental y, por lo tanto, de nuestra regulación emocional. Poder entender qué emociones tenemos, qué nos están tratando de decir y cómo poder gestionarlas nos permitirá encontrarnos mejor en esta época de inestabilidad.

A la hora de hablar sobre como nos encontramos emocionalmente solemos emplear frecuentemente las palabras emoción y sentimiento. Estas dos palabras se usan como si fueran sinónimos, sin embargo, son dos conceptos diferentes a pesar de estar muy relacionados. A lo largo de este post vamos a intentar acarar la diferencia entre ambos conceptos y ver para qué nos puede servir entenderlos.

Conocer la diferencia entre ambas palabras es importante para poder tener una mayor conciencia sobre lo que nos pasa y poder trabajar sobre la autorregulación emocional.

Las emociones

Las emociones son señales que genera nuestro cuerpo ante un cambio o exigencia, tanto del entorno como en nuestro interior. Cada emoción nos está tratando de avisar de algo diferente y por ello es importante atenderlas. Las emociones no aparecen porque si, siempre tienen una función.  El dolor físico es más evidente. Si nos duele el tobillo estaremos atentos, nuestro cuerpo nos está avisando de que necesitamos reposo, algo no está funcionando bien y debemos ponerle remedio, hay que atenderlo y aplicar la solución que corresponda.  Las emociones funcionan igual, sin embargo, muchas veces no se les presta atención.

Sin embargo, esto no significa que las emociones dependan únicamente de la parte fisiológica. Qué emoción aparece no depende únicamente de la situación, entran muchos otros factores en juego. Aspectos como situaciones vividas con anterioridad, el concepto que tenemos sobre el mundo y las relaciones, nuestros esquemas cognitivos o nuestra historia mediaran ante las emociones que aparecen ante determinada situación.

 

5 Aspectos importantes sobre las emociones

 

  1. No se eligen.

No podemos elegir ni controlar las emociones que tenemos ante determinada situación, lo que si podemos elegir y trabajar es el modo en el que las gestionamos.

  1. No son permanentes.

Las emociones vienen para trasladarnos un mensaje y luego se van. Es una reacción de nuestro cuerpo ante un estímulo externo, por lo tanto pasará.  Lo que es más estable en el tiempo es el estado de ánimo, tiene mucho que ver con la emoción, pero también con cómo la gestionamos y qué decidimos hacer con ella. Por lo tanto, lo que se mantiene no es esa emoción en concreto sino lo que hemos generado a la hora de gestionarla.

  1. Las emociones no son positivas o negativas.

 Es cierto que algunas son más agradables de experimentar que otras, sin embargo, es importante no catalogarlas como negativas, ya que todas nos indican algo y tienen una función.

  1. La forma de expresar cada emoción depende de la persona.

A veces tendemos a no entender que alguien puede estar triste porque no le vemos llorar o expresarlo como nosotros expresamos la tristeza. Cada uno tiene una forma de conectar con sus emociones, de gestionarlas y por o tanto de expresarlas y ello no lo hace menos válidas.

  1. Por mucho que las evites, no desaparecen.

La evitación es otro modo de gestión emocional, pero por mucho que lo pongas en marcha no va a lograr que las emociones desaparezcan. Se harán ver de distintitos modos, pero continuarán hasta que las escuches.

Los sentimientos

El sentimiento sigue a la emoción, es la interpretación que hacemos de la emoción que sentimos y de la situación en la que la contextualizamos. Hemos visto que a emoción es una reacción, algo físico. Sin embargo, en los sentimientos entra una parte más reflexiva, le damos explicación, sentido y significado a nuestra emoción.

Los sentimientos que aparecen tras las emociones dependen de evaluación que hacemos de éstas, de la percepción e interpretación que hacemos de la realidad, y por lo tanto van a tener mucho que ver con nuestras propias experiencias vitales.  A diferencia de las emociones, los sentimientos no son breves, sino prolongados.

Las emociones no podemos elegirlas, sin embargo, en lo que respecta a los sentimientos si tenemos capacidad de gestionar cómo lo vamos a gestionar. Quizá tengamos una tendencia de interpretar lo que nos ocurre, pero podemos trabajar otro modo de afrontamiento que nos permita una mejor gestión emocional. Los pensamientos que desencadenan las emociones, van a influir mucho sobre nuestro estado emocional, aprender a gestionar y a parar la rumiación, puede ayudar a ser más conscientes de nuestro estado emocional.

EMOCIONES
SENTIMIENTOS
Reacción física
Reacción psicológica
Breve, momentánea
Más prolongada
Reacción física a un estímulo externo
Interpretación a la emoción
No podemos controlarlas
Podemos gestionarlos

Aprender a detectar nuestras emociones y tener herramientas para gestionarlas, nos ayudará a ser más conscientes de como nos encontramos, si sientes que tienes dificultad para ello, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Considero una parte fundamental de mi trabajo acompañar a la persona a conocerse y ser más consciente de cómo detectar sus emociones y facilitarle herramientas para gestionarlas. Aprenderás a entender tu modo de funcionar y en el caso de que éste no te sirva, poder aprender otro que te resulte más adaptativo.

Otros artículos que también te pueden interesar

Soy Cristina Rocafort, tu psicóloga en Zaragoza

LA AYUDA PSICOLÓGICA QUE BUSCAS EN ZARAGOZA

La terapia es un buen recurso para todo el mundo, nadie es perfecto ni invencible. Quiero que tengas la libertad de dirigir tu vida, que recuperes tu tranquilidad interior para que vivas sin miedo al futuro y con energía para superar los problemas. Mi punto de vista como terapeuta te ayudará a ganar confianza y respeto para enriquecer el tuyo.

Ha llegado el momento de que hablemos y me cuentes qué ocupa tus pensamientos

Responsable: CRISTINA ROCAFORT CIRAC. Finalidad: Responder las consultas planteadas por el usuario y enviarle la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del usuario. Destinatarios: Solo se realizan cesiones si existe una obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de Privacidad.